Nacionalidad gratuita para menores

Finalmente las cosas están mejorando para los menores de edad y los jóvenes residentes del Reino Unido que desean obtener la residencia indefinida o incluso adquirir la nacionalidad británica.

Una concesión anunciada en octubre pasado por el Ministerio del Interior (Home Office) permite que los jóvenes de entre 18 y 25 años soliciten la residencia indefinida después de cinco años de residir legalmente en el país en lugar de tener que esperar diez años. Posterior a esta concesión vino un cambio a las reglas migratorias que permitirá que los menores de edad nacidos en este país que hayan residido al menos 7 años en el Reino Unido, soliciten la residencia indefinida directamente en lugar de pedir una visa  por dos años y medio como ocurre en la actualidad.

Estos cambios sumados al reciente anuncio de la Home Office sobre la exención de las tasas de ciudadanía para menores de edad podrían indicar una nueva tendencia del gobierno a ser más justos con aquellas menores o jóvenes que, sin culpa propia, llegaron al UK y quedaron indocumentados así como para dejar de condicionar la adquisición de la ciudadanía británica por parte de los menores a tener dinero.

Los siguientes meses serán vitales para determinar si en la práctica estos cambios en verdad benefician a varios jóvenes y menores de edad o si simplemente son cambios decorativos ya que en la práctica solo ayudan a pocos.

A continuación hablaremos sobre el anuncio hecho por el gobierno respecto a la exención del pago de las tasas en las solicitudes de nacionalidad de menores.

Esta nueva concesión aplica para aquellas familias que no pueden pagar las tasas (£1012) relacionadas con la ciudadanía británica de sus hijos.

Se considera que el solicitante y los padres no pueden pagar las tasas cuando no se tienen los recursos económicos suficientes para pagar por la mismas (“no hay dinero”) o de contar con el dinero este no puede ser utilizado con esta finalidad ya que de hacerlo se dejarían de cubrir las necesidades esenciales del menor como son la vivienda y la alimentación, entre otras.

Para que los funcionarios del Ministerio del Interior puedan realizar esta evaluación, los aplicantes deberán presentar detalles y evidencia de su situación financiera y sobre todo la de sus padres.  Entre la evidencia que se recomienda presentar se encuentran los estados de cuenta bancarios de los últimos 6 meses, recibos de nómina y contrató de arrendamiento.

La responsabilidad de demostrar que no se puede pagar la tasa recae en el solicitante y en sus padres quienes deberán de proporcionar pruebas claras y convincentes así como de justificar aquellos gastos que a juicio del Ministerio del Interior son considerados como no esenciales como podrían ser gastos relacionados con viajes, compra de productos “de lujo”, envío de dinero, etc.

La decisión de conceder o rechazar la solicitud de la exención del pago de las tasas de nacionalidad para menores queda a criterio del Ministerio del Interior y esta decisión no es apelable.

Sin duda este cambio representa un avance significativo ya que en teoría elimina el obstáculo de tener que contar con £1012 (tasa actual) para que un menor adquiera la nacionalidad británica.

Finalmente las cosas están mejorando para los menores de edad y los jóvenes residentes del Reino Unido que desean obtener la residencia indefinida o incluso adquirir la nacionalidad británica.

Una concesión anunciada en octubre pasado por el Ministerio del Interior (Home Office) permite que los jóvenes de entre 18 y 25 años soliciten la residencia indefinida después de cinco años de residir legalmente en el país en lugar de tener que esperar diez años. Posterior a esta concesión vino un cambio a las reglas migratorias que permitirá que los menores de edad nacidos en este país que hayan residido al menos 7 años en el Reino Unido, soliciten la residencia indefinida directamente en lugar de pedir una visa  por dos años y medio como ocurre en la actualidad.

Estos cambios sumados al reciente anuncio de la Home Office sobre la exención de las tasas de ciudadanía para menores de edad podrían indicar una nueva tendencia del gobierno a ser más justos con aquellas menores o jóvenes que, sin culpa propia, llegaron al UK y quedaron indocumentados así como para dejar de condicionar la adquisición de la ciudadanía británica por parte de los menores a tener dinero.

Los siguientes meses serán vitales para determinar si en la práctica estos cambios en verdad benefician a varios jóvenes y menores de edad o si simplemente son cambios decorativos ya que en la práctica solo ayudan a pocos.

A continuación hablaremos sobre el anuncio hecho por el gobierno respecto a la exención del pago de las tasas en las solicitudes de nacionalidad de menores.

Esta nueva concesión aplica para aquellas familias que no pueden pagar las tasas (£1012) relacionadas con la ciudadanía británica de sus hijos.

Se considera que el solicitante y los padres no pueden pagar las tasas cuando no se tienen los recursos económicos suficientes para pagar por la mismas (“no hay dinero”) o de contar con el dinero este no puede ser utilizado con esta finalidad ya que de hacerlo se dejarían de cubrir las necesidades esenciales del menor como son la vivienda y la alimentación, entre otras.

Para que los funcionarios del Ministerio del Interior puedan realizar esta evaluación, los aplicantes deberán presentar detalles y evidencia de su situación financiera y sobre todo la de sus padres.  Entre la evidencia que se recomienda presentar se encuentran los estados de cuenta bancarios de los últimos 6 meses, recibos de nómina y contrató de arrendamiento.

La responsabilidad de demostrar que no se puede pagar la tasa recae en el solicitante y en sus padres quienes deberán de proporcionar pruebas claras y convincentes así como de justificar aquellos gastos que a juicio del Ministerio del Interior son considerados como no esenciales como podrían ser gastos relacionados con viajes, compra de productos “de lujo”, envío de dinero, etc.

La decisión de conceder o rechazar la solicitud de la exención del pago de las tasas de nacionalidad para menores queda a criterio del Ministerio del Interior y esta decisión no es apelable.

Sin duda este cambio representa un avance significativo ya que en teoría elimina el obstáculo de tener que contar con £1012 (tasa actual) para que un menor adquiera la nacionalidad británica.

Manuel Padilla Behar es abogado en Inglaterra (Solicitor) especializado en derecho de inmigración y es dueño de la firma MPB Solicitors. Puedes contactarlo aquí: manuel@mpbsolicitors.co.uk

Publicado por primera vez en Express News

Compartir esta publicacion